jueves, octubre 25, 2007

¿Viviremos en torres biónicas o en ciudades-jardín verticales?

El reciente artículo de Bionirica en el blog Experimente GameLab sobre Movimiento cyberpunk y videojuegos me ha llevado a revisitar las obras de este movimiento que tuvo su auge en los 80, y que anticipó tantas cosas que hoy estamos viviendo: el ciberespacio, el dominio global de las megacorporaciones, el totalitarismo difuso de la publicidad y los mass media, la crisis ecológica, la tecnología como arma, control o sumisión, y no como liberación.

Me he reencontrado en Neuromante de William Gibson, en la película Blade Runner o en el videojuego SimCity con las arcologías, híbridos entre edificio y ciudad en las que su población se acerca a la de una urbe y asimila funciones tradicionalmente satisfechas por la ciudad: depuración de residuos, generación de energía, transporte, distribución o seguridad, presentando diversas áreas de actividad social, económica y lúdica.



Arriba ven la fotografía del centro Sony de Berlín en la Potsdamer Platz que muestra una aproximación a la arcología de la multinacional japonesa. ¿Son esos edificios de inquietante belleza monumentos al dominio global de las megacorporaciones que denunciaba el cyberpunk o son el futuro de la humanidad? He querido investigar qué se había propuesto en estas décadas para llevar a la realidad las arcologías o los paisajes artificiales en tiempos de superpoblación, y esta es una muestra de lo que he encontrado:

TORRE BIÓNICA, Ciudad jardín vertical

La ciudad jardín vertical (torre biónica) es un nuevo modelo urbano bio-ecológico que según sus autores es fruto de más de 10 años de investigación. Es un estudio de arquitectos español que desarrolla una nueva arquitectura, urbanismo y propuestas de ingeniería basados en la observación de estructuras en animales y vegetales. Su inspiración es la naturaleza como factor de cambio e innovación. La lógica de diseño se basa en las leyes y principios de flexibilidad, adaptabilidad y ahorro de energía.

Los autores dicen que no es un rascacielos sino que es un nuevo concepto Bio-Estructural para conquistar el Espacio Vertical con nuevas ideas de ciudad: "Ciudad Vertical Jardín". Lo plantean como una forma racional de optimizar el uso del suelo en las megaciudades atestadas del lejano oriente.

Con una superficie máxima de 2.000.000 m² la torre biónica puede concretarse en alturas que van desde los 469 m a un máximo de 1228 m y con capacidad para albergar a más de 100.000 habitantes. Un megaedificio que albergue todas las actividades para la calidad de vida de sus ciudadanos: hoteles, viviendas, oficinas, centros de compras, entretenimientos, parques, etc. en un hábitat bioclimático y ecológico. Un hábitat sustentable basado en el ahorro de energía, el uso de todos los recursos naturales (sol, viento, lluvia, humedad, etc). Así según C&P la Torre biónica es una puerta abierta al uso de las leyes naturales para recobrar el equilibrio entre Tecnología y Naturaleza en los Megacentros Urbanos.

Desde nuestra perspectiva son propuestas que sin mencionarlo retoman ideas de mediados del siglo pasado cuando Frank Lloyd Wright propuso el rascacielo de una milla de altura (1956) (poco más de 1,5 Km) y que solamente lo detuvo las restricciones de divisas y materiales provocadas por posguerra sumado al problema de no existir ascensores para alcanzar semejante altura. En la actualidad estas propuestas chocan con algo diferente..., como defenderlas de ataques terroristas como los que abatieron a las torres gemelas de Nueva York.

Desde la ciencia ficción son mucho más imponentes las torres continentales que imaginó Artur C. Clark en el libro "Odisea en el espacio 2030" donde imagina a la Tierra rodeada por un anillo firmemente sujeto a la corteza terrestre por cuatro torres sobre el plano del ecuador. Con ascensores que nos elevan desde el suelo hasta la órbita donde se encuentra una hiperciudad que cobija a la humanidad.



Es una utopía posible que casi triplica en altura a las torres Petronas construidas en Kuala Lumpur (Malasia) por el Arq. Cesar Pelli. Presenta el desafío de como construirla que los autores imaginan un proceso similar al de un árbol donde no se hincan primero los cimientos sino que a medida que el edificio crece en altura los cimientos se hunden progresivamente en el suelo. El problema además de estructural para el cual todavía no existe un hormigón con la resistencia requerida son las instalaciones.

¿Como abastecerlo de agua? ¿cómo solucionar el problema de los ascensores? ¿cómo abastecerlo de energía? ¿cómo tratar los desagües? Son preguntas abiertas aunque no imposibles de resolver.

Uno de los mayores desafíos que debieron resolver en las Petronas fue el sistema sanitario y el sistema de elevación ya que en un sistema estructural convencional al llegar a planta baja las columnas tienen tal sección que ocupan casi todo el espacio disponible. En el caso de las Biónicas se plantea una estructura tridimensional similar a la existente en los árboles compuestos por varias capas de fibras entrecruzadas concéntricas.

Es una idea que aunque no se concrete servirá para aportar innovaciones en el campo proyectual y tecnológico en el presente siglo. Para nosotros es una realidad muy lejana y hasta utópica con un país donde el 95% de su territorio posee una densidad menor a 1 hab/Km².

Arq. Jorge Czajkowski

Fuente

Enlaces relacionados:

Sitio oficial del estudio Cervera y Pioz

Torre Biónica

Bionic Tower

Portal de rascacielos en el mundo

Cyberpunk

1 Comments:

Blogger el Director said...

n realidad si me preguntan yo diría que tal como va la cosa con el capitalismo funcionando del modo que funciona y la debacle de Coenhague no vamos a vivier en ningún lado. Eso si, si me preguntan donde creo que sería mejor que vivieramos diría en villas comunitarias de producción donde los humanos no tengan propiedades y se vuelvan a unir a la naturaleza, no en monolitos fálicos tecnobióticos que nos alejen de nuestra animalidad.
Está todo bien con la utopía pero hay que entender que la utopía tecnofílica solo nos alejará de nuestra humanidad y dejará a la merced de la profilaxis del sistema-máquina-mundo. Quizás no les interese pero tengo mi propia visión sobre el tema de la que pueden ver un fragmento en http://elobscuro.blogspot.com/2009/09/axiomas-de-incompletitud.html

Saludos y respeto pero sin olvidar que no hay libertad en la técnica, solo nuevos yugos.

3:26 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home